Henderson Hospital se prepara para su primer aniversario

29 de agosto de 2017
Henderson Hospital se prepara para su primer aniversario

"Nuestro objetivo era proporcionar una experiencia dedicada y sanadora incomparable", dijo el director ejecutivo de Henderson Hospital, Sam Kaufman. "Estamos muy orgullosos del progreso que hemos logrado y la recepción que hemos tenido en la comunidad".

El hospital fue diseñado para proporcionar un entorno seguro y tranquilo para la cicatrización donde los pacientes pueden lograr los mejores resultados con el apoyo de un personal atento y capacitado.

"Nuestro equipo ha asistido a más de 340 nacimientos desde que abrimos", informa Kaufman. "Nuestro personal también incluye obstetras que están disponibles todo el día para los nacimientos de los bebés o para asistir a sus colegas con los casos más complejos".

Desde ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares hasta deshidratación y huesos fracturados, el departamento de emergencia está siempre ocupado pero funciona a la perfección con más de 3,000 visitas de pacientes al año. "Las consultas se incrementan en los meses de invierno por enfermedades respiratorias y la gripe", dice Kaufman.

"Nos emociona continuar incrementando nuestros servicios, como el centro de cirugía ambulatoria y el centro de lesiones ambulatorio en nuestro edificio adyacente al consultorio médico", dice Kaufman. "A fin de cuentas, se trata de cuidar a los pacientes y hacerles saber que son nuestra mayor prioridad".

Atención de calidad en acción

Retrato de Jeron Bodin

Cuando Jeron Bodin, actual estudiante universitario, tuvo un cuadro grave de deshidratación durante un juego de baloncesto en la escuela secundaria a principios de este año, recibió atención inmediata en el departamento de emergencia de Henderson Hospital. Después de tratar su afección inmediata, el médico de emergencia percibió que algo grave estaba ocurriendo. Las pruebas detectaron un tipo poco común de apendicitis que aparece y desaparece y puede poner la vida en riesgo en caso de rotura de apéndice.

A Jeron le extirparon el apéndice al otro día y volvió a jugar baloncesto la semana siguiente. Sus padres dan gracias a Dios y la atención proactiva en la ER por ayudarle a su hijo a evitar una emergencia potencialmente devastadora. "Creemos que lo que realmente le salvó la vida fue la experiencia y fortaleza del médico", dijo su padre, Jon Bodin.

Más información sobre la atención de emergencia en Henderson Hospital >