Comer para mejorar la salud y el bienestar del corazón 

Comer para una mejor saludMarzo 8, 2021

Controlar la salud de su corazón significa llevar un registro de sus números para presión arterial, colesterol total, azúcar en sangre y  IMC (índice de masa corporal). Hay otro factor a tener en cuenta: inflamación crónica, y su posible impacto en su corazón y otros órganos.

¿Qué es la inflamación crónica?

A diferencia de la inflamación aguda, que puede ayudarlo a curar una herida o infección, la inflamación crónica es una respuesta inflamatoria continua que puede ser dañina para su cuerpo y ocurrir durante años. Para los pacientes cardíacos, la inflamación crónica se ha relacionado con un aumento de la aterosclerosis (la acumulación de placa) en los vasos, lo que puede provocar posibles ataques cardíacos, accidentes cerebrovasculares y otros problemas.

¿Qué pasa si no siente ningún síntoma?

El daño a su cuerpo puede ocurrir silenciosamente, lo que lo pone en riesgo de una enfermedad cardíaca sin siquiera darse cuenta. Conocer sus cifras y tomar medidas para reducir la inflamación puede ayudarlo a controlar su riesgo y mantenerse más saludable.

¿Qué papel juega tu dieta?

Junto con factores como el estrés y el ejercicio, la dieta puede afectar significativamente su probabilidad de tener problemas cardiovasculares. A continuación, se incluyen algunos consejos que debe considerar para ayudar a prevenir la inflamación y mantener su salud en el buen camino.

COMER ...

  •  Verduras y frutas, especialmente variedades rojas, azules y púrpuras, que son ricas en antocianinas, un compuesto que puede reducir la inflamación. (por ejemplo, arándanos, moras, papas moradas). Consejo: considere el congelado como una alternativa conveniente y menos costosa que el fresco.
  •  granos enteros (por ejemplo, avena, arroz integral, pan integral, pasta integral)
  •  Frijoles y legumbres (por ejemplo, frijoles negros, garbanzos, lentejas, frijoles pintos, frijoles rojos)
  •  Nueces (por ejemplo, almendras, nueces, cacahuetes)
  •  Fuentes alimenticias para ácidos grasos Omega-3 (p. ej., salmón, caballa, arenque, sardinas, atún; también nueces, semillas de lino molidas, semillas de chía)

EVITAR ...

  •  Alimentos con grasas trans (o aceites hidrogenados), que pueden incluir ciertos artículos de panadería, refrigerios procesados, alimentos fritos y otros. Nota: Las compañías de alimentos están eliminando las grasas trans de muchos productos según la FDA, pero las grasas trans todavía están disponibles.
  •  Carbohidratos refinados (p. ej., pan blanco, arroz blanco, cereales refinados)
  •  Carnes altamente procesadas y carnes con alto contenido de grasas saturadas (p. ej., salami, cortes grasos de carne)
  •  Alimentos y bebidas con azúcares añadidos. (p. ej., refrescos azucarados, jugos de frutas, postres)
  •  alcohol (evitar el consumo excesivo)

Atención amantes del queso

Si bien el queso puede ser una buena fuente de calcio y proteínas, demasiado queso no es bueno para la salud. Hable con su médico sobre la cantidad que debe comer. Además, considere opciones bajas en grasa o semidescremadas, y quesos que tienden a ser más bajos en grasas saturadas, como la mozzarella y el queso feta.

Revisado por Anita Renwick, RD, LD, dietista clínica, Spring Valley Hospital 2021